Necrópolis etruscas de Cerveteri y Tarquinia

Estas dos grandes necrópolis son testigos de los distintos ritos funerarios practicados por los etruscos desde los siglos IX a I a.C. y son una de los mejores testimonios de la cultura de este pueblo, creador de la primera civilización urbana del norte del Mediterráneo Algunas de sus tumbas, excavadas en la roca y rematadas por túmulos impresionantes, son grandiosas. Muchas de ellas están ornadas con bajorrelieves o pinturas murales de calidad excepcional. La necrópolis de Banditaccia, situada en las cercanías de la localidad de Cerveteri, posee miles de tumbas cuya disposición está organizada en función de un trazado análogo al plan urbanístico de una ciudad, con sus barrios, calles y plazuelas. Las tumbas de este cementerio son de tipos muy diferentes: túmulos, zanjas excavadas en la piedra y oquedades practicadas en la roca en forma de chozas o casas con gran profusión de elementos estructurales, que hacen de ellas los únicos vestigios existentes de la arquitectura residencial etrusca. La necrópolis de Tarquinia, conocida con el nombre de Monterozzi, posee 6.000 sepulcros cavados en la roca y es famosa por los 200 que están ornados con pinturas. Las sepulturas más antiguas datan del siglo VII a.C.

Etruscan Necropolises of Cerveteri and Tarquinia © UNESCO
Referencia: 1158
Año de inscripción: 2004
Criterios: (i)(iii)(iv)
Zona central: 326.9300 Ha
Zona de amortiguación: 4932.1100 Ha

Leyenda

Categoría de los bienes
Bienes culturales Bienes naturales Bienes naturales Bienes mixtos

Sitios en peligro
Bienes culturales Bienes naturales Bienes mixtos