Paisaje cultural de Grand-Pré

Situados en la bahía de Minas (Nueva Escocia), los pantanos y elementos arqueológicos de Grand-Pré forman un paisaje cultural que constituye un testimonio del desarrollo de la agricultura mediante el recurso a la construcción de diques y de un sistema de represas de madera (aboiteau) implantado en el siglo XVII por los acadianos, que más tarde desarrollaron y conservaron los colonos británicos y la población actual. Este sitio se ha inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial por sus características naturales (cuenta con uno de los regímenes de mareas más extremos del mundo: 11,6 metros) y por ser un lugar de memoria del modo de vida de los acadianos y de su deportación, iniciada en 1755. El paisaje cultural abarca una superficie de más de 1.300 hectáreas y comprende una vasta zona de pólderes y diversos elementos arqueológicos de la ciudad de Grand-Pré, fundada por los acadianos, y de la de Hortonville, construida por los colonos británicos que les sucedieron. El sitio de Grand-Pré no sólo constituye un testimonio excepcional de la capacidad de adaptación de los primeros pobladores europeos a las condiciones geográficas del litoral atlántico de América del Norte, sino que además es un lugar de memoria significativo de la deportación masiva de los acadianos, conocida en francés por el nombre del Grand Dérangement.

© Jamie Robertson
Referencia: 1404
Año de inscripción: 2012
Criterios: (v)(vi)
Zona central: 1323.2400 Ha
Zona de amortiguación: 5865.0000 Ha