Castillos y recintos fortificados del rey Eduardo I

Situados en el antiguo principado de Gwynedd, al norte del País de Gales, los castillos de Beaumaris y Harlech fueron construidos por James de Saint George, el mejor ingeniero militar de su época. Al igual que los recintos fortificados de  Caernarfon y Conwy se hallan en un estado de conservación admirable y constituyen no sólo un valioso testimonio de la obra colonizadora y defensiva llevada a cabo por el rey Eduardo I de Inglaterra a lo largo de todo su reinado (1272-1307), sino también un ejemplo excepcional de la arquitectura militar medieval.

Caernarfon castle, Castles and Town Walls of King Edward in Gwynedd © Richard0
Referencia: 374
Año de inscripción: 1986
Criterios: (i)(iii)(iv)
Zona central: 6.0000 Ha