Catedral, torre cívica y gran plaza de Módena

Construida en el siglo XII por dos grandes artistas, Lanfranco y Wiligelmo, la magnífica catedral de Módena es una obra de arte suprema de los comienzos del arte románico. Junto con la plaza y la esbelta torre aledañas, este edificio atestigua el vigor de la fe que animó a sus constructores, así como el poder de la dinastía de los Canossa que ordenó su construcción.

© Yvon Fruneau
Referencia: 827
Año de inscripción: 1997
Criterios: (i)(ii)(iii)(iv)
Zona central: 1.2000 Ha
Zona de amortiguación: 1.1000 Ha