Baalbek

Sede del culto a una tríada divina en tiempos de los fenicios, esta ciudad recibió el nombre de Heliópolis en la época helenística. Bajo la dominación romana siguió conservando su función religiosa y, por ese entonces, el santuario de Júpiter Heliopolitano atraía a muchedumbres de peregrinos. Las colosales construcciones de Baalbek figuran entre los vestigios más impresionantes del periodo de apogeo de la arquitectura imperial romana.

Baalbek © UNESCO
Referencia: 294
Año de inscripción: 1984
Criterios: (i)(iv)