Tumbas reales de la dinastía Joseon

Las tumbas reales de la dinastía Joseon son un conjunto de 40 tumbas está diseminado en 18 lugares. Las sepulturas reales fueron construidas a lo largo de cinco siglos, entre 1408 y 1966. Tradicionalmente tenían por función venerar la memoria los antepasados, rendir homenaje a sus proezas, afirmar la autoridad de la monarquía, amparar a los espíritus ancestrales contra el mal y ofrecer una protección contra el vandalismo. Para la construcción de las tumbas se eligieron paisajes de belleza excepcional. Emplazadas en la mitad de una ladera montañosa y protegidas así a sus espaldas, las sepulturas están orientadas hacia el sur, frente a un río e, idealmente, frente a una cadena montañosa a lo lejos. Además de la zona funeraria propiamente dicha, las tumbas reales comprenden una zona ceremonial y una zona de acceso. Junto con los montículos funerarios, una serie de edificios adyacentes forman parte integrante de la tumba: el santuario de madera en forma de T, el cobertizo de la estela, la cocina real, el edificio de los guardianes, la puerta con puntas rojas y la casa del conservador de la tumba. En el exterior, las tumbas están ornamentadas con objetos de piedra, entre los que figuran representaciones de personas y animales. Con la inscripción de las tumbas de la dinastía Joseon en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO se completan los conjuntos de tumbas de los sitios inscritos anteriormente: Zonas históricas de Gyeongju (República de Corea) y Conjunto de tumbas de Koguryo (República Popular Democrática de Corea).

Royal Tombs of the Joseon Dynasty © National Research Institute for Cultural Heritage
Referencia: 1319bis
Año de inscripción: 2009
Criterios: (iii)(iv)(vi)
Zona central: 1891.2000 Ha
Zona de amortiguación: 4660.1000 Ha

Leyenda

Categoría de los bienes
Bienes culturales Bienes naturales Bienes naturales Bienes mixtos

Sitios en peligro
Bienes culturales Bienes naturales Bienes mixtos