jump to the content

La restauración de Santa Maria dei Miracoli

En la década de 1470 se instaló la imagen de una Madona con el Niño en un nicho que daba a la calle. Poco a poco, comenzaron a circular historias sobre milagros y la devoción de los venecianos por esta madona aumentó hasta tal punto que se decidió construirle una capilla, y más tarde una iglesia.

En 1480, se organizó un concurso y las obras de la iglesia fueron adjudicadas a Pietro Lombardo, sobre todo por la atinada implantación del edificio en la zona escogida y por la gran elegancia del conjunto. En febrero de 1481, el Papa Sixto IV inauguró la construcción, dedicada a la Inmaculada, que duró hasta 1489.

El esmero con que se decoró la iglesia resulta impresionante. El exterior, hábilmente dividido en partes esculpidas y partes lisas, está completamente recubierto por mármol de colores pálidos, incrustado de medallones y cruces de pórfido rojo y verde; los costados están decorados con pórticos ciegos.

Las decoraciones del lado de la calle son de mármol, pero el arquitecto decidió emplear la piedra de Istria, más resistente al agua, para las esculturas del lado del canal.

En el interior hallamos una simple nave rectangular con una escalera monumental que lleva al coro. La decoración es tan refinada como en el exterior, sobre todo en la bóveda de cañón, ornada con mármoles policromos, incrustada de medallones de pórfido con artesones dorados y esculpidos que representan a los profetas y los patriarcas.

Descripción de los daños

Tras la restauración de 1970 efectuada por el Stiftverband für die Deutsche Wissenschaft, el estado del monumento se había deteriorado. Los mármoles estaban ennegrecidos y agredidos por las sales minerales y el hierro estaba oxidado, lo que socavaba la estabilidad de las estatuas sujetas con este material.

Los desperfectos fueron provocados por la proximidad del canal, fuente de la humedad y las sales minerales encontradas en el monumento, a la que se sumaba la contaminación del aire. Las restauraciones efectuadas en el siglo XIX aceleraron el fenómeno al fijar los paneles de mármol (separados para su limpieza) con cemento. Hubiera sido preferible recurrir a lañas de bronce como en el siglo XV ya que el cemento se convirtió en polvo y el ladrillo quedó directamente expuesto a las agresiones.

Las obras de restauración

1. Los estudios previos
Las fisuras se encontraron gracias a la utilización de martillos armónicos. En cuanto a la acumulación de sales y moho, fue descubierta por métodos informáticos. A continuación, la Superintendencia de Obras de Arte de Venecia financió un programa de investigación sobre la conservación de la piedra con el fin de localizar las fuentes de los daños y determinar los mejores métodos de corrección.

2. Las soluciones utilizadas
Se llevaron a cabo operaciones muy completas de desalinización, limpieza y consolidación en las superficies exteriores e interiores.

En primer lugar, se desmontaron las placas de mármol, que se limpiaron con varios baños de agua destilada para, por último, ser colocadas en su sitio; los estucos fueron limpiados, consolidados y protegidos.

Se sustituyeron los soportes de hierro por soportes de acero.

Las partes que se hundían o desmoronaban fueron reemplazadas por copias realizadas según los antiguos métodos y con materiales idénticos, mientras que en las partes menos deterioradas fueron simplemente consolidadas.

La limpieza del techo, no prevista en el programa de restauración inicial, se impuso por sí misma debido a la gran diferencia con respecto a las paredes que habían sido limpiadas.

Búsqueda de financiación

De Getty Grant Program en 1993: 250.000 dólares.
Bailes y cruceros de lujo organizados por Save Venice
La gala de la semana de la Regata.

Costo total del proyecto: alrededor de 3 millones de dólares


Organización líder: Save Venice Inc.


Instituciones asociadas: Mario Piana, arquitecto encargado de la restauración por la Superintendencia de los Monumentos.

Sites du patrimoine mondial
Objectifs stratégiques
  • Conservation