En el día de hoy, la 42ª reunión del Comité del Patrimonio Mundial decidió sacar la segunda barrera de coral más grande del mundo, el Sistema de Reservas de la Barrera del Arrecife de Belice, de la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro de la UNESCO. La Decisión es el resultado de históricas e intensivas acciones de conservación del último año, acciones lideradas por el Gobierno de Belice en cooperación con UNESCO, UICN y la sociedad civil.

La Barrera de coral de Belice fue inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro de la UNESCO en 2009; su inclusión se debió a las preocupaciones que emergieron por la venta de terrenos para proyectos de desarrollo privado en el bien, destrucción de manglares y la extracción de petróleo en sus aguas. Alrededor de 200,00 beliceños dependen del arrecife para su sustento.

A partir del 2015, el gobierno de Belice decidió hacer frente a las amenazas al Valor Universal Excepcional del bien, a través de la puesta en marcha de medidas legislativas necesarias para proteger el estado de conservación del bien ante los efectos del cambio climático. Dentro de estas medidas se encuentran, el moratorio permanente de extracción de petróleo en las aguas de todo el país, la adopción de nuevas regulaciones para la protección de manglares, el fortalecimiento de regulaciones que permitan prevenir el desarrollo no sostenible y las medidas para proteger el territorio federal restante en el bien.

En 2016, el gobierno de Belice adoptó un plan de manejo visionario para proteger el Sistema de Reservas de la Barrera de Arrecife de Belice, cuya elaboración necesitó varios años en un proceso de compromiso con las comunidades locales y actores involucrados. El plan provee escenarios alternativos basados en diferentes objetivos socio-económicos y ambientales, convirtiéndose en uno de los planes de manejo de bienes marinos más innovadores del mundo.

“La salida, el día de hoy, del Sistema de Reservas de la Barrera de Arrecife de Belice de la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro se ha convertido en un momento esencial para la Convención del Patrimonio Mundial y los océanos. En un momento donde los arrecifes de coral son significativamente amenazados por los efectos del cambio climático, el liderazgo de conservación del gobierno de Belice representa un cambio histórico a favor del segundo sistema de arrecife de coral más grande del mundo. Los resultados del día de hoy muestran el poder de acciones colectivas entre el gobierno, la UNESCO, UICN y la sociedad civil, convirtiéndose así en un ejemplo para el resto del mundo,” Dr. Mechtild Rössler, Directora del Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El Centro del Patrimonio Mundial extiende un especial agradecimiento al Gobierno de Flandes y al Sr. Adrian y Sra. Jacqui Beecroft de Charities Aid Foundation por su significativo apoyo, el cual ha sido clave para el desarrollo de acciones del Centro para retirar el Sistema de Reservas de la Barrera del Arrecife de Belice de la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro.