Residencias de la Casa Real de Saboya

Cuando el duque Emmanuel Filiberto de Saboya trasladó su capital a Turín en 1562, quiso mostrar el poderío de su familia acometiendo la ejecución de una vasta serie de proyectos de construcción, que serían proseguidos por sus sucesores. Este conjunto de edificios de alta calidad, diseñados y decorados por los mejores artistas y arquitectos de la época, tiene su centro en el palacio real situado en la “zona de gobierno” de Turín y se extiende por la campiña circundante, abarcando numerosas casas de campo y cotos de caza.

© UNESCO
Referencia: 823bis
Año de inscripción: 1997
Criterios: (i)(ii)(iv)(v)
Zona central: 370.8200 Ha
Zona de amortiguación: 6931.4700 Ha