Centro histórico (ciudad vieja) de Tallin

Los orígenes de Tallin se remontan al siglo XIII, con la edificación de un castillo por los caballeros cruzados de la Orden Teutónica. Luego, la ciudad se fue desarrollando hasta convertirse en uno de los principales centros de la Liga Hanseática. Su prosperidad de esa época se patentizó en la opulencia de sus edificios públicos –en particular las iglesias– y la arquitectura de las mansiones de los mercaderes, muy bien conservadas a pesar de los estragos causados por los incendios y las guerras a lo largo de los siglos.

© Fiona Starr
Referencia: 822bis
Año de inscripción: 1997
Criterios: (ii)(iv)
Zona central: 113.0000 Ha
Zona de amortiguación: 2253.0000 Ha