Ciudad vieja y ciudad nueva de Edimburgo

Capital de Escocia desde el siglo XV, Edimburgo ofrece la doble faz de su ciudad antigua, dominada por una fortaleza medieval, y de su ciudad nueva, construida en estilo neoclásico a partir del siglo XVIII. El trazado de esta última ejerció una gran influencia  en el urbanismo de otras ciudades europeas. La abundancia de edificios de gran valor en estas dos zonas históricas tan diferentes, así como su armoniosa yuxtaposición, confieren a la ciudad su carácter único.

© Valerio Li Vigni
Referencia: 728
Año de inscripción: 1995
Criterios: (ii)(iv)