La Gran Muralla

Hacia el año 220 a.C., el primer emperador Qin Shin Huang ordenó reunir los tramos de fortificaciones construidas anteriormente, a fin de crear un sistema de defensa coherente contra las invasiones de los pueblos del Norte. Los trabajos de edificación de la Gran Muralla prosiguieron hasta la dinastí­a de los Ming (1368-1644), dando por resultado la obra de ingenierí­a militar mí¡s gigantesca de todos los tiempos. Su gran valor arquitectónico es comparable a su importancia histórica y estratégica.

© UNESCO
Referencia: 438
Año de inscripción: 1987
Zona central: 2151.5500 Ha
Zona de amortiguación: 4800.8000 Ha