Catedral y castillo de Durham

Construida entre finales del siglo XI y comienzos del XII para conservar las reliquias de San Cutberto, evangelizador de Nortumbria, y las de San Beda el Venerable, la catedral de Durham es el monumento más grande y espléndido de la arquitectura normanda en Inglaterra, así como un testimonio de la importancia de las primeras comunidades monásticas benedictinas en este país. La audacia innovadora de sus bóvedas prefigura el arte gótico. Detrás de la catedral se yergue el castillo, una antigua fortaleza normanda que sirvió de residencia a los obispos-príncipes de Durham.

© Valerio Li Vigni
Referencia: 370bis
Año de inscripción: 1986
Criterios: (ii)(iv)(vi)
Zona central: 8.7900 Ha
Zona de amortiguación: Ha

Leyenda

Categoría de los bienes
Bienes culturales Bienes naturales Bienes naturales Bienes mixtos

Sitios en peligro
Bienes culturales Bienes naturales Bienes mixtos