Siracusa y la necrópolis rupestre de Pantalica

El sitio comprende dos partes diferenciadas con vestigios notables de la época grecorromana. La primera es la Necrópolis de Pantalica, situada cerca de unas canteras a cielo abierto, que cuenta con más de 5.000 tumbas excavadas en la roca entre los siglos XIII y VII a. C. En esta necrópolis subsisten vestigios de la época bizantina, en particular los cimientos del “Anaktoron” (Palacio del príncipe). La segunda parte está constituida por la antigua Siracusa, donde se puede contemplar el núcleo primigenio de esta ciudad fundada por colonos griegos llegados de Corinto en el siglo VIII a. C, que le dieron en un principio el nombre de Ortygia. En el emplazamiento de Siracusa quedan vestigios del Templo de Atena (siglo V a.C.), que más tarde fue transformado en catedral. También subsisten vestigios de un teatro griego, un anfiteatro romano, un fuerte y muchas otras construcciones. La antigua Siracusa ofrece un ejemplo, único en su género, de la evolución de la civilización mediterránea a lo largo de más tres milenios.

© UNESCO
Referencia: 1200
Año de inscripción: 2005
Criterios: (ii)(iii)(iv)(vi)
Zona central: 898.4600 Ha
Zona de amortiguación: 5519.4000 Ha