jump to the content

Harar- La ciudad amurallada

El origen de la ciudad de Harar remonta a antes del siglo XIII. La situación estratégica de Harar entre las llanuras costeras y las montañas del centro condujo a su desarrollo como centro importante de cultura islámica y de comercio. Un periodo de inestabilidad causó la pérdida de su poder tradicional entre los siglos XVI y XVII, pero durante el siglo XIX recobró su antigua importancia.

Hasta el siglo actual, el desarrollo de la ciudad quedó confinado dentro del recinto de las murallas, construidas en el siglo XVI, donde todavía hoy vive una población en pleno crecimiento.

Aunque la ciudad moderna ha crecido progresivamente fuera de las murallas, en general Harar ha conservado su aspecto armonioso, con su centenar de mezquitas. La antigua Harar es una de las pocas ciudades en Etiopía que se ha desarrollado a partir de tradiciones de construcción islámicas. Al mismo tiempo, conserva una mezcla exótica de diferentes culturas etíopes.

Plan de acción

Es necesario conservar el carácter de la ciudad antigua, mejorando al mismo tiempo la infraestructura y el estado de las viviendas. La restauración de la muralla, de un complejo de casas tradicionales Adari, y de la casa del poeta francés Rimbaud, incluida en el programa de restauración, ya se ha realizado. La llamada "Casa Rimbaud" ha sido restaurada por el Estado francés, convirtiéndose en centro cultural.

La región del alto río Awash, situada al sur de Addis Abeba, contiene una cantidad impresionante de sitios arqueológicos.

Éstos incluyen el sitio prehistórico de Melka Konture, que remonta a dos millones de años, miles de estelas esculpidas y la iglesia tallada en la roca de Adadi Maryam.